VISITAR UN BELÉN

Una de las cosas positivas que aporta conocer los libros de la Biblia, especialmente el Nuevo Testamento, es poder entender las expresiones artísticas y el significado de las celebraciones Cristianas. Se armó el Belén, es una película que recomiendo. Aunque está pensada para los más pequeños, es un medio útil y fácil para enterarse de lo que pasó de una manera sencilla.

El Belén, es la representación artítica del nacimiento de Jesús de Nazaret en tiempos del rey Herodes. Cuando visitamos los Belenes que se exponen tradicionalmente, en Navidad, podemos fijarnos, si está expresada la historia correctamente y fiel a las los textos del Nuevo Textamento. Además podemos aprender a diferenciar unas escenas de otras y unos misterios de otros. El misterio Central es el Nacimiento, y es el que tiene que estar destacado. Las demás escenas bíblicas son:

La Anunciación y La Encarnación: ¿Sabrías diferenciarlas?.

La Visitación de María a su prima Santa Isabel.

El Anuncio del Nacimiento a los Pastores.

El Nacimiento del Hijo de Dios.

La Adoración de los Reyes

La Adoración de los Pastores.

La Huída a Egipto

El Bautismo de Jesús.

Además, de escenas de la vida cotidiana de Belén, típicas de la época romana, también podemos encontrar el castillo del rey Herodes, que por decreto, ordenó matar a los niños menores de 3 años, por miedo a que Jesús le destronara. No todos los belenistas lo representan. Es una crueldad realmente, pero que explica hasta donde puede llegar una sola persona a destruir por ambición. Un tema de total actualidad, lamentablemente. Este es un mensaje rotundo, que explica la necesidad de personas que construyan en la dirección opuesta. Me refiero a la paz y la apertura de mente y corazón.

Uno de los belenes más bellos que puedes ver, con una representación de esta escena, está en el museo de Salzillo de Murcia.

SIGO COMO DIOS

Este es el título de la película que nos introduce, en la cuestión central, de lo que está ocurriendo una vez más, en la historia de la humanidad. Estamos interesados en ser felices, pero de repente nos vemos apostando todo a ser guapos, ricos y gente de éxito. Particularmente no tengo nada contra estas cosas, salvo cuando esto se convierte en el objetivo de la vida. Si la belleza y el dinero te hace ser artificial, si te aleja de tu corazón y de la gente, si te crees con privilegios y empiezas a mirar a los demás por encima del hombro, si te has acomodado a estar aparentemente feliz pero no lo eres…Entonces, es hora de cambiar.

Estamos ante la historia de un hombre que quiere cambiar el mundo a través de la política, pero de repente su vida cambia. Dios irrumpe en su vida, a pesar de él, lo elige para cuestionar a sus semejantes. ¿Estamos cuidando la naturaleza? ¿estamos cuidando la casa de todos que es el mundo? ¿Estamos cuidando de nuestros hijos, de la familia? Parece que no. Importa más vender las tierras para la construcción, aunque eso signifique dejar de respirar aire puro. Importan más los proyectos del trabajo que pasar tiempo en familia. Hay mucha gente que vive para trabajar y no trabaja para vivir. Vivir es compartir momentos, no vivir sobre el mismo techo mientras nos pasa la vida y la de nuestros hijos.

Aunque está hecha en clave de humor, nos introduce en la importancia de leer la Biblia y sus relatos para pensar sobre el sentido que le estamos dando a nuestra vida. Y si es necesario cambiar. ¿Necesitas cambiar en algo tu vida?.