SIGO COMO DIOS

Este es el título de la película que nos introduce, en la cuestión central, de lo que está ocurriendo una vez más, en la historia de la humanidad. Estamos interesados en ser felices, pero de repente nos vemos apostando todo a ser guapos, ricos y gente de éxito. Particularmente no tengo nada contra estas cosas, salvo cuando esto se convierte en el objetivo de la vida. Si la belleza y el dinero te hace ser artificial, si te aleja de tu corazón y de la gente, si te crees con privilegios y empiezas a mirar a los demás por encima del hombro, si te has acomodado a estar aparentemente feliz pero no lo eres…Entonces, es hora de cambiar.

Estamos ante la historia de un hombre que quiere cambiar el mundo a través de la política, pero de repente su vida cambia. Dios irrumpe en su vida, a pesar de él, lo elige para cuestionar a sus semejantes. ¿Estamos cuidando la naturaleza? ¿estamos cuidando la casa de todos que es el mundo? ¿Estamos cuidando de nuestros hijos, de la familia? Parece que no. Importa más vender las tierras para la construcción, aunque eso signifique dejar de respirar aire puro. Importan más los proyectos del trabajo que pasar tiempo en familia. Hay mucha gente que vive para trabajar y no trabaja para vivir. Vivir es compartir momentos, no vivir sobre el mismo techo mientras nos pasa la vida y la de nuestros hijos.

Aunque está hecha en clave de humor, nos introduce en la importancia de leer la Biblia y sus relatos para pensar sobre el sentido que le estamos dando a nuestra vida. Y si es necesario cambiar. ¿Necesitas cambiar en algo tu vida?.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s